Cómo Creamos Tu Marca

Te resultará relativamente sencillo comprender cómo creamos tu marca, qué es lo que constituye un buen nombre comercial, en dónde radica la magia.

De hecho, una buena marca solo implica dos ingredientes que la gente común utiliza en su lenguaje cotidiano, poseedora del ingenio verbal que nos caracteriza especialmente a los latinoamericanos, a quienes nos gusta jugar con las palabras. Y esos dos ingredientes son Claridad y Creatividad.

Claridad

Una buena marca debe ser Clara, que la gente la comprenda sin dificultad alguna, que identifique lo que ese nombre representa sin quebrarse la cabeza.

Creatividad

Y una buena marca también debe ser Creativa, que contenga un grado de ingenio tal que el consumidor sienta simpatía por ella instantáneamente y se la lleve en la mente con agrado.

Cómo Creamos Tu Marca

A lo largo de todos estos años inventando nombres comerciales hemos descubierto poco a poco las leyes que rigen la creación profesional de marcas, lo cual nos llevó a desarrollar nuestro propio sistema, al cual bautizamos como Metodología de los Ejes Semánticos, mismo que nos permite garantizar los mejores resultados.

La creación del nombre para esta empresa de planeación de eventos sociales está relacionada con los cisnes de hielo que comúnmente son utilizados como adornos en las bodas, que son las celebraciones por excelencia.

En este diseño evidentemente representamos una pareja —sin caer en la obviedad del corazón central— a la vez que hacemos referencia a un antifaz festivo. 

Uno de los artículos promocionales de esta compañía son precisamente los antifaces, cuya impresión ordenaron a tamaño natural en una cartulina suajada y especialmente diseñada, conteniendo la información de contacto. 

Esta es la marca que creamos para un grupo de TICs (ingenieros en Tecnologías Informáticas y de Comunicaciones). La configuración de la frase con dos palabras que inician con la misma letra es intencional, naturalmente. A este fenómeno se le conoce como “aliteración”, que es un recurso sencillo que vuelve las marcas más atractivas y sencillas de recordar.

En el diseño de su logotipo utilizamos algunos elementos comunes al código utilizado por los desarrolladores informáticos, como los corchetes y las comas, expuestos en color naranja. Evidentemente, las dos letras íes centrales evocan dos personajes en comunicación. 

Esta es una marca creada para un grupo de estaciones gasolineras de la ciudad de San Luis Potosí (México). En este nombre la sonoridad de la denominación GASOLÍDER es exactamente igual a la de la palabra GASOLINA. Desde luego, la evocación al liderazgo es clara, y se complementa con el eslogan. 

También hay un elemento común a la representación gasolinera en nuestro país, que es una gota implícita en la letra Ge que domina el conjunto visual. 

Muy lejos, más allá de las montañas de palabras, alejados de los países de las vocales y las consonantes, viven los textos simulados. Viven aislados en casas de letras, en la costa de la semántica, un gran océano de lenguas. Un riachuelo llamado Pons fluye por su pueblo y los abastece con las normas necesarias. Hablamos de un país paraisomático en el que a uno le caen pedazos de frases asadas en la boca. Ni siquiera los todopoderosos signos de puntuación dominan a los textos simulados; una vida, se puede decir, poco ortográfica. Pero un buen día, una pequeña línea.

Otra marca que creamos también en los 90′s nos fue encargada por un distribuidor de insumos para la industria panificadora. El encargo específico fue la invención de una marca para mermeladas o jaleas de frutas diversas.

Cabe mencionar que en aquellos primeros ejercicios creativos todavía no habíamos desarrollado nuestra propia metodología, sin embargo aplicábamos ya los principios básicos de creatividad y claridad semántica que siguen vigentes en nuestras creaciones actuales.

Es interesante observar que algunas palabras “mágicas” pueden contener otras con significados muy distintos ¡y muy afines! En este caso el verbo “disfrutar” en la forma expuesta invita a disfrutar la fruta. ¡Nuestro cliente estaba muy complacido!

Esta es una denominación creada para una compañía constructora e inmobiliaria. 

En parte, la creatividad implícita en este nombre es la alteración del verbo “cimentar”, que conjugado en tercera persona del singular tendría que ser en realidad “cimienta”.

En el diseño del logotipo nos propusimos también hacer uso de un elemento común para representar una casa, los techos de dos aguas, pero quisimos hacerlo en una forma más original, moderna y creativa que la típica casita americana. 

Los propietarios de una empresa constructora de albercas nos encargaron su marca ante la necesidad de prevenir una posible disolución de su contrato de franquicia con otra compañía cuya marca portaban. 

Es interesante mencionar que muchos de nuestros clientes son empresarios que, por una diversidad de motivos, desean cambiar sus marcas. También es pertinente saber que una marca propia te permite desarrollar y ofrecer franquicias, pues además de incluir conocimientos, insumos y procedimientos a tus franquiciatarios, el nombre es la cereza del pastel al distribuir franquicias de tu empresa. 

El ingeniero que nos solicitó una marca para su empresa contaba con una trayectoria de 15 años elaborando proyectos eléctricos de gran tamaño, además de ser un Verificador Autorizado por la Secretaría de Energía. Al proporcionarnos su perfil nos comentó: “Mi trabajo es intelectual: elaboro los proyectos, los planos, las memorias de cálculo y los manuales con especificaciones. Pero en mi empresa no ejecutamos las obras: esto, con mis proyectos claramente detallados, corresponde a los contratistas.”

Así nació esta marca, en la que claramente queda expresada la esencia de su labor profesional.

Un empresario llantero de Ciudad Valles, San Luis Potosí, abrió una sucursal en la capital del estado con una diversidad de servicios mecánicos, además de las llantas y los servicios complementarios de las mismas. 

Sugerimos esta marca para representar una gama amplia de ofrecimientos automotrices, tanto preventivos como correctivos, en un intento por comunicar profesionalismo y cuidados “de especialista”.

El eslogan que creamos para esta firma es “Trabajamos para la salud de tu vehículo”. 


Esta empresa está conformada por un grupo de cirujanos altamente especializados en cirugía y microcirugía reconstructivas, concentrándose en las extremidades superiores. Los integrantes, con estudios de especialidad y sub-especialidad en los Estados Unidos, atienden desde el noreste mexicano a un público internacional, por lo cual prefirieron una denominación en inglés que no fuera difícil de comprender en español. 

Su marca no solo hace referencia a sus ofrecimientos, sino que son las siglas de la frase Advanced Resources In Micro Surgery. 

Este nombre es un palíndromo, es decir, una palabra que puede ser leída al igual de izquierda a derecha como al revés. Este ingrediente creativo no es precisamente claro o comprendido por todos los receptores, pero su significado es finalmente transparente y apropiado para un taller de composición de canciones en español.

Si bien la parte musical no está implícita en el mero nombre, el logotipo complementa la comunicación y no deja duda respecto a la naturaleza del negocio.

La combinación de colores del logotipo hace referencia a la notación musical, siempre en negro, y los colores de los instrumentos musicales. 

Representando un servicio de oficinas virtuales, esta marca hace referencia a los activos de una empresa, sus bienes tangibles, intangibles o inversiones. Naturalmente, la primera partícula evoca la parte corporativa empresarial. 

Con todo ello en mente, en el logotipo presentamos un paisaje urbano, edificios “de oficinas” tras los cuales el cielo se hace presente en azul metálico que, combinados con el negro y el blanco, nos remiten a una imagen muy ejecutiva, poderosa y los 3 elementos verticales indican desarrollo o crecimiento. 

No esperes más

Adquiere con nosotros tu propia marca, el éxito de tu negocio te está esperando

Contrátanos ahora